14 nov. 2012

Carlos Brooking (Nacha Pop)

Aunque empezó rasgando las cuerdas en el seminal grupo Uhu-Helicopter, Carlos Brooking, fue el bajista fundador de los grupos Nacha Pop y Rico.

Nuevaola80 ha tenido la oportunidad de acercarse hasta Algete, donde vive este mítico personaje, para poder charlar con él durante un rato acerca de su historia musical en uno de los grupos más importantes del pop español, además de otras cosas más.


Para empezar, Carlos, entenderás que te preguntemos sobre la figura de Antonio, 3 años y medio después de su desaparición, ¿se le sigue echando de menos?

Claro que se le sigue echando de menos. Su música está presente en mi vida cotidiana. Pero me acuerdo sobre todo de los pequeños detalles de nuestra convivencia pasada. Anécdotas en viajes o en el local de ensayo. Antonio era una persona inteligente y conversar con él era siempre interesante. Su legado musical está plasmado en sus grabaciones, pero su presencia como amigo ha dejado un hueco.


Crees que, como reseñamos en este portal cuando sucedía lo inevitable, ¿hay un antes y un después en el pop español con la falta de Antonio Vega?

Antonio elevó notablemente la calidad de la música pop. Desarrolló una carrera ascendente en la que cada disco condensaba toda la experiencia de lo anterior. Tanto su música como sus letras eran tratadas con todo cuidado. Sus canciones son ahora un referente. Más que con la falta de Antonio Vega, yo diría que existe un antes y un después a partir de Antonio Vega, desde su irrupción en el panorama musical.


En aquellos inicios con Nacha Pop, en los que la magia compositiva se daba la mano con el ímpetu juvenil de cuatro chicos con ganas de comerse el mundo, ¿qué momentos te gustaría volver a vivir, por singulares que te parecieron?

Los inicios de Nacha Pop no fueron tan idílicos como se ve ahora desde la distancia, con muchos altibajos, a veces sin local para ensayar. Lo que sí destacaría es el hecho de que éramos un grupo de personas que amábamos la música, y colgarnos un instrumento para producir música era apasionante. Esas ganas de tocar era lo mejor.


Y aún más atrás, ¿qué sabes de los componentes perdidos en el espacio-tiempo de Uhu Helicopter, tales como Ahmed o el batería Jaime?

Ahmed dirige una importante productora de video en Casablanca y sigue siendo un apasionado de la música. Jaime posee un negocio de compra-venta de objetos de los años 50, época que siempre le ha apasionado.


¿Echas de menos aquellas sensaciones de tremendo éxito cuando, sobre todo durante la segunda parte de los ochenta, los Nacha respirabais días de vino y rosas por los cuatro costados?

No me gusta excesivamente mirar al pasado. Fueron buenos años, con momentos para recordar por supuesto, pero la vista debe dirigirse hacia delante. Las vivencias de todo tipo enriquecen y la experiencia debe servir para tomar mejores decisiones en el futuro. Dicho esto, con el tiempo se tiende a recordar más bien los buenos momentos, y olvidar los no tan buenos.


La ruptura de Nacha Pop fue debida, tal y como se ha leído, al hecho de intentar que Antonio reaccionase frente al grave problema de adicción que siempre le atenazó. ¿No se os ocurrió otra solución, a tenor de lo que comportaba el hecho de disolver un grupo tan asentado y querido?

Ante todo éramos amigos desde el colegio. La situación de Antonio suponía ante todo para nosotros una preocupación a nivel personal, y tuvo nuestro apoyo siempre. Pero también afectaba sin duda profesionalmente; con la carga de trabajo que teníamos en esos momentos se hacía difícil ya que era necesaria mucha disciplina. De todos modos a mi me gusta mirar esa ruptura más bien como una evolución lógica de sus miembros, con inquietudes artísticas que sobresalían ya del ámbito de Nacha Pop. Explicar la ruptura de Nacha Pop por ese problema de adicción de Antonio es una simplificación que no me parece justa. Antonio tuvo una carrera en solitario admirable.


En los noventa te unes a Nacho para formar Rico, con quienes llegaste a sacar hasta tres discos ¿Qué nos puedes contar acerca de aquella segunda experiencia oficial en el mundo de la música?

Fue una experiencia muy positiva artísticamente, pero no tan buena comercialmente. Llegamos a Rico con un bagaje musical sólido, con mucha experiencia tanto en directo como en estudio, y con la ilusión renovada de empezar una historia nueva. Lamentablemente no funcionamos bien a nivel comercial y el grupo se disolvió tras el tercer disco. Fueron buenos años y una buena experiencia sin duda.


Y tras Rico, se acabó Carlos Brooking en el ámbito musical. ¿Por qué colgaste el bajo de manera casi definitiva?

Fue una decisión personal motivada en parte por el escaso éxito comercial de los últimos años, a la par que otras obligaciones en otros ámbitos reclamaban más mi atención. Si bien es verdad que mi actividad profesional en la música cesó, no me gusta decir que colgué el bajo ni la música, que siguieron y siguen bien presentes en mi vida, incluso de algún modo despojados de las partes más ingratas de la profesión en favor de su esencia artística.


Pasan los años. 16 de Junio de 2006. Fecha mágica. Te vuelves a subir a un escenario junto a Antonio y Nacho en el 40 Aniversario de Los 40 Principales, ¿Qué sensaciones te recorrieron el cuerpo cuando viste ese Estadio Vicente Calderón a tope, ansiando ver de nuevo a Nacha Pop en vivo?

Pues imagínate, una alegría enorme de estar con Antonio y con Nacho otra vez. Desde luego estar ante un estadio repleto de público sin duda era de por si emocionante, pero más emocionante fue estar juntos aquel rato, desde camerinos, como si fuera una especie de síntesis de tantos años en tantos escenarios distintos.


No obstante, dos años después decides no “reiniciarte” en la resurrección temporal de Nacha Pop, una ocasión única para recuperar las emociones vividas décadas atrás ¿Por qué Carlos Brooking no participa en la gira?

Una gira de esas características exige una entrega absoluta durante mucho tiempo, no solo el tiempo de la gira propiamente dicha, pero también la planificación, los ensayos, la promoción, etcétera. En esos momentos no podía comprometerme a ese nivel de trabajo dejando de lado otras ocupaciones. No obstante, estuve presente en algunos ensayos, reuniones, y en algunos conciertos, apoyándoles en todo momento y ofreciéndoles mi opinión en lo que les pudiera valer.


La penúltima, ¿a qué se dedica Carlos Brooking en la actualidad?

Mi trabajo diario consiste en ser intermediario de equipos relacionados con la sincronización de ordenadores. También, gran parte de mi tiempo lo empleo en la música, ya sea colaborando con amigos músicos, o con cosas propias.


Por último, te instamos a que mandes un mensaje libre a los lectores de Nuevaola80.

No dejemos de estar alerta nunca, siempre surgen cosas apasionantes musicalmente.


Gracias por todo, fue entrañable haberte podido entrevistar. Suerte!!!

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

No hay comentarios:

Publicar un comentario