10 may. 2006

José Ángel Albarracín (Farmacia de Guardia)

José Ángel Albarracín, mas conocido como Jam, fue el cantante y bajista del grupo mas puntero de la nueva ola murciana, Farmacia de Guardia. Actualmente es el director de la sección musical del periódico murciano La Verdad Digital, con portal propio, murciarock.com y presenta un programa en Canal 6, La Jam Evasion. El próximo viernes, 12 de mayo, celebran con un concierto único, los 25 años de su debú en lo alto de un escenario, cuando aquel lejano 11 de marzo de 1981 telonearon a Nacha Pop en Espinardo.

Farmacia de Guardia surgió en plena efervescencia nuevaolera murciana. ¿Cómo fueron aquellos inicios?

Trepidantes. A la excitación inherente a montar tu primera banda de rock hay que añadir la sensación de estar ante algo parecido a un lienzo en blanco, sin apenas referentes culturales o musicales previos. Y los que había, en forma de rock mesetario, rock andaluz, rock layetano y otras variedades de ladrillo-rock, era un verdadero placer dinamitarlos.

¿Donde estuviste antes y después de Farmacia?

Antes, en la guardería. Y después monté una banda llamada Arma Joven, con Ricardo Ruipérez, hoy en M Clan, que tenía buena pinta. Pero todo nos fue demasiado bien, demasiado rápido. Y tomó un rumbo que no me gustaba nada. Así que me lo cargué.

¿Cómo fue tu relación con aquel gran músico desaparecido, J. Cassinello?

Cassinello estuvo en la formación original de Farmacia de Guardia, aunque sólo durante los dos primeros conciertos. Le gustaba el rockabilly y ser líder y eso en Farmacia no era viable, así que se largó y montó Los Hurones. Fuimos grandes amigos y siempre tuvimos un respeto mutuo máximo.

Punk-rock, rock purista, pop-rock. ¿Cómo definirías el estilo de Farmacia de Guardia? ¿Cuáles fueron las influencias?

Las tres grandes influencias de Farmacia fueron los Dr Feelgood de Wilko Johnson, The Clash y The Boys. Y en menor medida otros como The Undertones, Eddie & The Hot Rods o The Vibrators. Supongo que en los inicios se nos podía considerar un grupo de punk, aunque siempre mantuvimos un elevado componente pop y hasta romántico, diría. Cuando empezamos a convertirnos en 'otro buen grupo de pop-rock', afortunadamente decidí hundir el barco.

¿Por qué hubo tantos problemas para plastificar vuestros temas?

Porque nunca fuimos un grupo demasiado estable. Siempre tuvimos ofertas discográficas, pero cuando sonábamos insistentemente en Diario Pop y teníamos un directo arrollador de verdad, me llegó la maldita mili. A mi regreso, más que una farmacia me encontré una clínica. Y empezaron los cambios de formación, etc.

Una anécdota inolvidable de aquellos años...

Acabábamos de tocar, en un garito en Murcia y salimos muy excitados. De pronto nos cruzamos con la tuna y Pepe Evangelio le pidió la guitarra a un tuno y se puso a tocar "Something else". Pero la tocó con tanto énfasis que al finalizar estampó la guitarra contra el suelo cual portada del 'London calling' y se largó. Resulta que el tuno había jugado conmigo al fútbol, o eso me dijo, pero no pude hacer nada por el futuro de su guitarra.

La noticia de este concierto-homenaje ha causado gran expectación entre todos los seguidores del grupo ¿Existe alguna posibilidad de continuación?

Es muy improbable.

¿Qué destacarías del panorama musical español actual?

Voy a pecar de chauvinista, pero también de sincero: Second es el mejor grupo de indierock del estado y Schwarz el mejor en el ámbito del rock psicodélico o experimental. En el ámbito maquetero lo que más me ha gustado últimamente es un grupo gallego llamado Quarz. Y una chica llamada Alondra Bentley, que es lo más adorable desde Nico.

¿Qué diferencias encuentras entre el mundillo de la música de los 80's y el de ahora? Danos tu opinión de toda esta vuelta a la música de los 80's, ¿Oportunismo o justicia?

A comienzos de los ochenta todo era más amateur, personal, ingenuo y también excitante. La sensación de estar haciendo algo nuevo, rompedor, era cierta. Los programas de radio, y hasta alguno de televisión, eran apasionantes y tan desprejuiciados como la música que se hacía. Podía sonar una canción del cuarto elepé de los Ramones y a continuación la nueva maqueta de Los Santos y después Devo, los B-52s y Telegrama. Hoy todo está muy profesionalizado y hay escasas opciones para la sorpresa.

Danos tu opinión de toda esta vuelta a la música de los 80's, ¿Oportunismo o justicia?

Me parece bien que los músicos jóvenes escuchen la música de principios de los ochenta, porque es un legado que ahí está y es bueno conocerlo. Pero la música de los ochenta estuvo muy bien... en los ochenta. Salvo dignas excepciones, no me convence nada este revival.

Por último, una pregunta de rigor, ¿Odia le televisión al Rock'n'Roll o, simplemente, piensan que un OT en clave 'pop-rock' no es rentable?

La televisión no ama ni odia, tan sólo es un reflejo de la sociedad. Lo que resulta odioso es que haya tanto dirigente televisivo con un bagage cultural tan pobre.


Muchas gracias Jam. Suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario